Para el cálculo de tu impacto ambiental usamos algoritmos propietarios. Lo primero que hacemos es calcular la cantidad de cada material que recuperaste, conociendo sus propiedades y las unidades o recipientes usados.

Después usamos factores de conversión, que son valores de tablas de organismos internacionales que nos permiten conocer cuál es el ahorro de recursos equivalente. Por ejemplo: podemos saber cuántos árboles promedio se ahorran por unidad de papel reciclado, considerando que cada kilo de papel que separás ocupa el lugar de un kilo de papel producido con materia prima virgen.

Algunos de los indicadores de impacto que usamos son:

  • Ahorro de energía: energía ahorrada en procesos productivos

  • Barriles de petróleo: equivalentes a la energía ahorrada

  • Huella de carbono: emisiones de carbono ahorradas a la atmósfera

  • Huella hídrica: cantidad de litros de agua ahorrados en producción

  • Volumen de disposición: espacio ahorrado en vertederos y basurales

  • Impacto económico: dinero ahorrado en transportes, tratamiento de residuos y disposición final (entierro en vertederos)

Además, consideramos otros valores como la ubicación de tus sitios, los modelos de vehículos utilizados, y a veces incluso hasta el recorrido de los materiales una vez recolectados hasta que se reinsertan en el mercado como materias primas.

Todo lo recuperado se transforma en recursos que de otra forma se tomarían de la naturaleza. La pregunta que le resolvemos a nuestros usuarios es... ¿cuánto valen mis acciones?

¿Encontró su respuesta?