Después de crear una organización recolectora se te va a pedir que envíes todos los permisos y habilitaciones que te permiten manipular los materiales.

Nosotros nos encargamos de validar la información y personalizarte las condiciones y el precio de un plan que se adapte a tus operaciones, como los materiales habilitados, límites de la zona habilitada para la recolección, topes de cantidades, entre otras.

Los gobiernos no requieren habilitaciones pero nos encargamos de validar las identidades de las autoridades que llevan a cabo los proyectos.

¿Encontró su respuesta?